5 Beneficios de la Vitamina C para tu piel.

La vitamina C ofrece grandes beneficios para la piel. Entre ellos, uno de los más importantes es que ayuda a reducir los radicales libres de tu organismo gracias a sus abundantes propiedades antioxidantes. Si la aplicas sobre la piel a diario contribuye a prevenir el envejecimiento, favorece la síntesis del colágeno y ayuda a aclarar las manchas oscuras.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA VITAMINA C?

Los dermatólogos afirman que es un ingrediente decisivo para el cuidado de la piel por la gran cantidad de beneficios que atesora. Su uso diario está indicado para todos los tipos de piel, incluidas las pieles sensibles.

La vitamina C es una de las vitaminas imprescindibles para tu organismo, de hecho es popularmente reconocido que consumirla oralmente te ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico. A su vez, aplicarla tópicamente también te puede ayudar a prevenir el fotoenvejecimiento y mejorar el aspecto de tu piel.

El envejecimiento de la piel se produce como consecuencia del paso del tiempo. Aun así, existen factores medioambientales externos que pueden acelerar dicho proceso como, por ejemplo, la exposición solar. En este contexto, la vitamina C no solo se ocupa de bloquear los radicales libres, a continuación te explicamos otros de los beneficios que proporciona a la piel.

1. AYUDA A REDUCIR LA PIGMENTACIÓN

La vitamina C ejerce un efecto despigmentante. Los cosméticos que incorporan este ingrediente en su composición suelen estar recomendados para las hiperpigmentaciones y el tratamiento del melasma. Si quieres unificar el tono de tu piel te ayudarán a reducir las manchas oscuras, aportando luminosidad y disimulando las marcas más claras.

Sin embargo, en este punto cabe mencionar que existen productos que contienen vitamina C pura, es decir, que no está estabilizada. Esto sirve para potenciar sus efectos, pero corres el riesgo de que pueda reaccionar con el oxígeno y oxidarse, lo que podría manchar tu piel.

2. TIENE PROPIEDADES ANTIOXIDANTES

Este es el mayor beneficio que posee la vitamina C, ya que, como SAP, favorece la neutralización de los radicales libres, que son los responsables de acelerar el envejecimiento. Así, te ayuda a protegerte del envejecimiento inducido por la oxidación. Por otro lado, es un ingrediente clave y ayuda a prevenir los daños que producen en tu piel la exposición a los rayos ultravioleta y la contaminación.

Asimismo, esta acción antioxidante tan potente es lo que hace a esta vitamina una de las opciones principales en cualquier tipo de rutina de belleza. Con ella, la piel se torna más luminosa y adquiere más energía.

3. AYUDA A REAFIRMAR Y REFUERZA LA BARRERA DE LA PIEL

La vitamina C eleva la síntesis del colágeno y de la elastina, lo que propicia que la piel permanezca joven durante más tiempo. Esto sucede porque el colágeno resulta esencial para que la piel esté flexible y tersa. Igualmente, mejora la apariencia de las finas líneas de expresión.

A su vez, también hace incrementar la producción de ceramidas y lípidos posibilitando regular el nivel de humedad y mejorar la función protectora de la piel. De este modo, otro de los beneficios de la vitamina C es que propicia que la piel luzca más suave y afronte en mejores condiciones el proceso de envejecimiento.

4. NO CAUSA FOTOSENSIBILIDAD

Debes saber que cuanto más te expongas al sol, más vitamina C vas a requerir. Por ello, en verano está totalmente recomendado utilizar cosméticos con este ingrediente para reparar el daño que se le pueda causar a la piel. Aplícala como suero siempre antes del protector solar, tanto en verano como en invierno, pero también tras la exposición solar.

Si algún producto o fórmula que contengan vitamina C cuando vayas a exponerte al sol, no debes preocuparte, porque esta vitamina no es fotosensible. Gracias a ello y siempre que la encuentres en su forma estabilizada, no corres el riesgo de que tu piel se manche. Así, no reaccionará al oxígeno ni al contacto con la luz, por lo que la podrás utilizar sin tomar ningún tipo de precaución.

5. IDEAL PARA TODO TIPO DE PIELES

Aunque la propiedad antioxidante es la más popular de la vitamina C, también merece tu atención que puede combatir la inflamación, las alergias y las rojeces. El mejor momento para emplearla es por la mañana. Recuerda que no es un ingrediente fotosensible, por tanto, no debes preocuparte por las posibles manchas al exponerte posteriormente al sol.

Sus propiedades hidratantes la convierten en una interesante opción para las pieles secas. Además, si está muy concentrada puede ayudar a equilibrar el nivel de sebo de la piel, debido, en parte, a su acción antibacteriana. Para las personas que tienen tendencia al acné y una piel grasa está más que recomendada.

Como ves, puedes usar la vitamina C en tus cuidados diarios por sus propiedades antioxidantes, pero, además, aporta ricos beneficios para tu piel. Utiliza fórmulas de cuidado de belleza que incorporen este ingrediente y lucirás una piel radiante.

TE PUEDE INTERESAR

¿Para qué sirve la vitamina c para la piel?

¿Para qué sirve la vitamina c para la piel?

¿Como eliminar las manchas en la cara?

¿Como eliminar las manchas en la cara?

¿Piel seca? Aprende cómo usar ácido hialurónico para una piel radiante

¿Piel seca? Aprende cómo usar ácido hialurónico para una piel radiante

¿Cómo cuidar el contorno de los ojos?

¿Cómo cuidar el contorno de los ojos?